¿Qué pan prefieres?


¿Te gusta el joko? ¿la corona? ¿la pita? ¿el pan ye-ye? ¿pan de hogaza?  ¿pan candeal? ¿pan crujiente? ¿pan con mucha miga? hasta pan frito
Para los amantes del pan  hay una infinidad de formas y clases de  pan, las más conocidas: pan blanco, integral, baguette, chapata, de trigo,de maiz, de centeno, de soja, de mijo,de patata, de arroz, medias noches, suizos, scones, pan de colores...
Para acompañar al jamón ibérico o serrano lo mejor son los picos (colines) o regañadas ya que su textura crujiente realza el sabor del jamón. Y no digamos con vino fino... pero claro estamos hablando de pan, en otro post hablaremos de cómo acompañar al jamón para saborearlo a la prefección. 
Pero los expertos prefieren los croissants. Y, de hecho, ¿sabías cuál es su origen? Después de una guerra entre austriacos y los turcos, los primeros lograron la victoria. Y para celebrarla, los panaderos de Viena hicieron un pan especial que tenía forma de media luna- eso quiere decir croissant en francés- como la bandera turca.


Existen datos de que el pan existe desde más de 7.000 años. Las gentes cortaban el trigo con una piedra tallada en forma de hoz; luego aplastaban el grano entre dos piedras. Con esta harina gruesa y mojada en agua hacían una galleta redonda y plana que cocían sobre una piedra calentada previamente; aún en día existen personas que lo fabrican así en algunos lugares del mundo.
¡Todo el mundo puede hacer pan en casa! No os preocupéis por la levadura o masa madre, ya que la venden en cualquier supermercado y además están preparadas sin glutén , así que los celiacos pueden preparan su pan sin preocuparse; o si lo preferís hacerla vosotros, podéis indagar más en el blog: el monstruo de las galletas  un detalle que os quiero comentar es que  para realizar levadura fresca hay que tener mucha paciencia :)  pero la satisfación de ver el resultado es mucho mayor al esfuerzo ¡mucho ánimo!

Para hacer pan se necesita:
500g de harina de trigo fuerza especial para pan. Para las personas que tienen intolerancia al gluten podéis utilizar la harina de maiz.
1 bolsita de levadura liofilizada ó 50g de levadura fresca. Yo he utilizado la levadura levital y me ha dado muy buen resultado -comentaros que no me pagan por promocionarles ;) -
2 cucharaditas de sal
Esta receta es ideal para la thermomix aunque se puede hacer a mano, como muestro yo aquí.


Derrite en medio vaso grande de agua templada la levadura y deja que se hinche durante diez minutos hasta que llene el vaso. Durante ese tiempo pon la harina en una mesa, extendida. Ponle la sal . Haz un agujero en el centro de la harina. cuando la levadura esté lista, echa el contenido del vaso y dos decilitros de agua templada en el agujero y trabaja las pasta con la punta de los dedos, desde el centro hacia los bordes. Cuando la harina haya absorbido el agua, da vueltas a la pasta hasta hacer una bola, y luego aplástala volveándola hacia ti. Luego voltea el semicírculo que así has logrado dándole un cuarto de vuelta y aplástalo empujándolo hacia adelante. Haz este movimiento durante unos diez minutos espolvoreando harina si la masa se te pega en los dedos. Cuando la plasta se ponga elástica dale la forma de una bola redonda y bien lisa.

Espolvorea de harina la placa del horno. Con el dedo traza en la harina un círculo de por lo menos  20 centímetros  de diámetro. Coloca la bola en el centro de ese círculo y hazle unas rayitas encima con un cuchillo.






Déjala reposar en un sitio templado, entre hora  y media y dos horas y media. La pasta habrá "levado" suficientemente  cuando haya adquirid las dimensiones del círculo que antes trazaste. Vuelve a trabajar la masa unos cinco minutos. Pon a calentar el horno con el termostato al  punto 7 , y ¡hop!  mete dentro la pasta. En 45 minutos , tu pan estará listo. Sácalo del horno y déjalo enfriar. Tendrás un pan sabroso pero si quieres sustituye los dos decilitros de  agua por leche y añade un pelin de aceite y tendrás un pan con miga, sabroso y perfumado.

Ahora solo falta añadirle algunos ingredientes y prepararnos un bocadillo: Nosotros nos preparamos uno con aceite de oliva, tomate y jamón ibérico ¡buen provecho!